martes, 21 de marzo de 2017

MALA NOTA


Llegaron los resultados de la Evaluación Aprender 2016

Luego de la polémica protagonizada por docentes, padres y alumnos por los exámenes que se tomaron a fines de 2016 a los chicos de 5to. y 6to. del secundario y 6to. primario, finalmente se dieron a conocer los resultados.

No puedo dejar de decir que quizá no sea este el mejor momento para anunciarlos, porque estamos en el medio de una negociación paritaria difícil y trabada, y esto podría producir una mezcla de cosas, que no me parecen saludables. Creo que es muy valiosa esta información, y todos debemos asumirla para mirar al futuro inteligentemente.

La mala noticia es que los resultados fueron malos, tan malos que hasta el presidente anunció la mala noticia (valgan las malas redundancias), cuando seguramente le conviene decir cosas simpáticas para mejorar su imagen cada vez más desprestigiada.

Y que lo anuncie el presidente, no es un detalle menor, seguramente los medios de prensa de todo el mundo se enterarán, y los esperados inversores también. Es como contar en la peluquería que nuestro hijo es un mal alumno, se enterará todo el barrio.



Cuando un alumno no aprueba un exámen, y obtiene una mala nota, muchas veces busca echarle la culpa al profesor, quizá no siempre en forma explícita, pero si a través de su característico lenguaje coloquial. Frases conocidas: "me bochó", "me mandó a marzo", "por un errocito me puso un 1". Son formas que el alumno tiene de defenderse, de mantener a salvo su autoestima y echarle la culpa de sus males a otro, al malo de la película. No digo que siempre pase eso, obvio, pero todos los que ejercemos la docencia lo hemos vivido alguna vez.

Lo que me gustaría ver ahora, es ver qué pasa interiormente de cada uno, con esta evaluación del sistema educativo que acabamos de conocer. Algunos de los resultados son estos:

7 de cada 10 chicos del último año de la secundaria tuvieron desempeños de nivel básico o por debajo del básico en matemática. Por ejemplo, sólo pudieron resolver operaciones elementales como sumar y multiplicar.
46,4% de los estudiantes del último año del secundario obtuvo desempeños de nivel básico o por debajo del básico en lengua. Por ejemplo, localizar e interpretar información sencilla en un texto.
4 de cada diez niños de 6° grado obtuvieron desempeños básico o por debajo del básico en matemática.
Un tercio de los chicos de 6° grado obtuvo desempeños básico o por debajo del básico en lengua.

Una parte de esa "mala nota" es para nosotros los docentes, seguramente todo el sistema educativo tiene algo de responsabilidad, pero nosotros no podemos hacer como los chicos, me parece que tenemos que asumir la parte que nos toca, para buscar la manera de superar este momento.

El mismo día que se anunciaron los malos resultados, se anunció también la propuesta para revertirlos: el llamado "Plan Maestro". Esta estrategia a largo plazo del gobierno para mejorar la educación, tiene 108 objetivos o metas "claras y medibles" para alumnos y docentes. Otra vez me pregunto ¿será oportuno este momento?

Algunas de estas metas del "Plan Maestro" son las siguientes:


1- Acelerar que los chicos tengan educación inicial desde sala de 3. El Plan Decenal propone alcanzar una tasa de escolarización del 75% en el 2021 y 100% en el año 2026 para la sala de 3 años. Sólo cumplir esta meta implica incorporar aproximadamente 200.000 niños al sistema educativo
Según este Plan Decenal, las estadísticas disponibles indican que sólo el 57.7% de los niños de 3 años tienen acceso al sistema educativo, mientras que ese porcentaje sube al 87.7% para los niños de 4 años y al 97.1% para los de 5 años de edad. Estos porcentajes, sin embargo, ocultan importantes desigualdades entre las distintas jurisdicciones del país, entre zonas rurales y urbanas y por nivel socio-económico de los hogares, y esas inequidades se profundizan a medida que disminuye la edad. También, alcanzar una tasa de escolarización del 75% en el 2021 y 100% en el año 2026 para la sala de 4 años.

2- Cumplir para el años 2019 con la obligatoriedad de la sala de 5 para todos los niños con el 100% de cobertura.

3- Mejorar los niveles de egreso. La tasa de egreso se ubica en el 45,4% y el fracaso se concentra mayormente en los estudiantes de familias más desfavorecidas. El acceso al ciclo superior del nivel muestra que estas diferencias se profundizan: mientras que 4 de cada 10 jóvenes de bajos recursos que asisten a este ciclo del nivel lo hacen con retraso. Menos de 1 de cada 10 proveniente de sectores de alto capital educativo presenta está problemática.

4- Lograr en 2026 que el 100% de los jóvenes argentinos en edad escolar (12 a 17 años) asista a la secundaria. Es considerada una de las metas principales del Plan Nacional Decenal de Educación. Para alcanzar este objetivo es necesario introducir mejoras sustantivas en la trayectoria de los alumnos. Según las estimaciones realizadas se debe lograr en 2026 que el 80% de los que ingresan a la educación secundaria la termine, y que el 50% lo haga en el tiempo teórico.

5- Que se reduzca un 50% la repitencia.

6- Adultos también a la escuela. El Plan Nacional Decenal también se propone como meta lograr que en diez años, dos millones de jóvenes y adultos entre 19 y 45 años terminen el nivel secundario.

7 -Más tiempo en la escuela. El plan para los próximos diez años se define a favor de promover masivamente la jornada extendida, garantizando que los alumnos de las escuelas estatales tengan como mínimo 2 horas más de clase por día, sin considerar el tiempo destinado al almuerzo. Se quiere lograr que, en el 2026, el 100% de los alumnos del nivel primario y el 100% de los alumnos del nivel secundario de gestión estatal asista a establecimientos de jornada extendida o completa.

8- Ciclos de 200 días de clase. Se busca incrementar la cantidad de días de clase, y lograr en el 2021 completar ciclos lectivos de 200 días, acercándonos así los estándares de otros países de la región, y garantizar, en el año 2026, que el 100% de los docentes del nivel secundario de gestión estatal dispongan de horas institucionales, tutorías o similares, para realizar trabajo pedagógico orientado a mejorar los procesos de enseñanza.

9 – Terminar con el analfabetismo. En la Argentina, 641.828 personas son analfabetas absolutas según el último Censo de Población. Este problema se concentra en las comunidades indígenas, en el ámbito rural y en las zonas urbanas de extrema marginalidad. Al respecto, el plan establece "erradicar definitivamente el analfabetismo de nuestro país en personas menores a los 65 años en el 2021".

10- Reformulación de la carrera docente. El Plan Decenal hace hincapié en la importancia del docente. Su desempeño profesional constituye un factor clave para la mejora de la calidad educativa. La experiencia internacional muestra que la calidad de la educación de un país se define por la calidad de sus maestros y profesores. Por eso, el plan destaca la necesidad de una mejor y más completa formación docente y capacitación constante.

11- Discusión plena por el salario docente. Mejorar las condiciones salariales de los docentes del sistema educativo es uno de los objetivos más destacados. Sobre este tema el ministro Bullrich aseguró a Infobae: "Los distintos niveles de gobierno con incumbencia en la política salarial deberán asegurar la estabilidad del poder adquisitivo de los salarios, mientras que las pautas de incremento salarial para el conjunto de los docentes deberán surgir de los acuerdos paritarios en cada jurisdicción".

12 – Asegurar la infraestructura escolar. Es central satisfacer las necesidades de acceso y permanencia en la educación obligatoria. Los objetivos de expansión de la educación inicial, jornada extendida en la educación primaria y expansión de la secundaria exigen un programa muy importante de construcciones escolares. El Plan Nacional Decenalpropone construir 10.300 aulas para lograr los objetivos de incremento de la matrícula de enseñanza media para el año 2016. Además construir 3.300 salas para lograr los objetivos de matrícula de educación inicial y crear en el ámbito del gobierno nacional un programa de infraestructura escolar que tenga por finalidad realizar las obras que requiera la implementación de las diferentes metas del Plan Decenal. Como instrumento de financiamiento se sugiere la creación de un Fondo de Infraestructura Escolar.

13 – Aprobación por parte del Congreso del Instituto de la Calidad Educativa.

14- Universalizar el acceso a Internet (100% escuelas estatales conectadas)

fuente: INFOBAE  http://www.infobae.com/tendencias/2017/03/21/como-sera-el-plan-nacional-decenal-de-educacion-el-proyecto-de-ley-que-pretende-revolucionar-la-educacion-argentina/
Otras fuentes también citan:

15. Jornada extendida con 6 horas de Educación Física en 100% de escuelas en 2026.
16. Lograr en diez años que disminuya un 70% el abandono escolar en la escuela secundaria.
17.Para 2026 el 50% de los docentes argentinos serán bilingües en inglés y/o portugués y/o del idioma pueblo originario correspondiente.
18.Para el año 2021, 70% de la oferta de educación superior articulada; los estudiantes pueden transitar por el sistema de educación superior con un reconocimiento automático de su trayectoria formativa
fuente: LA NACION http://www.lanacion.com.ar/1996683-en-que-consiste-el-plan-maestro-del-gobierno-para-mejorar-la-educacion

Un plan que claramente excede los alcances temporales y materiales de este gobierno, y que deberá asumirse como política de estado de varios gobiernos nacionales, si es que realmente se sostiene.
¿Alcanza con tener un plan? ¿Tendremos los recursos para llevarlo a cabo?... mejor aún ¿tendremos todos las "ganas" de llevarlo a cabo? ¿no serán mucho 108 metas? ¿todas esas metas están consensuadas?...  Preguntas que no se pueden responder hoy, solamente mañana, en un mañana donde nuestros chicos de la escuela serán adultos y llevarán sobre sí las consecuencias de nuestras virtudes y defectos en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Seguramente aparecerán los críticos constructivos, los negativos, los que opinan sin saber, pero yo creo que es un buen comienzo, por lo menos tener un plan, y una forma de medir cómo vamos caminando hacia las metas que todos pretendemos.  Pienso que es un buen comienzo, porque me parece bueno medir y planificar a largo plazo, pero si se hace torpemente,  como tantas otras medidas de este gobierno,  puede lograr que todos se opongan a medir y planificar.


Por una próxima generación mejor preparada para el mundo del futuro, por una mejor educación, por una argentina más feliz y libre, ojalá que todo resulte bien, a pesar de este mal comienzo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si vas a comentar con el formato "anónimo", por favor dejar tu nombre al final del comentario. Gracias